El concepto pedagógico de PROSOYA

A lo largo de los años se han cristalizado puntos centrales y metas para el trabajo educativo y formativo con los jóvenes y señoritas del PROSOYA.

·    Todos los servicios así como el trabajo concreto de educación y de formación profesional prestados in situ se realizan por peruanos.
·    Los jóvenes – tanto en Huancabamba como en Quillazú – tienen la posibilidad de realizar sus estudios secundarios en un colegio estatal de la comunidad, sin sentirse limitados por carencias familiares, emocionales, sociales o económicas.
·    Comen y duermen en el proyecto recibiendo una alimentación básica. También el equipamiento de su hogar, los muebles, la ropa y cualquier otro utensilio de uso son simples y modestos, pero limpios y de cierto estilo. En todo caso se trata de evitar lo lujoso. Siempre hay que tener en cuenta que una vez terminada su estadía en PROSOYA, los jóvenes se verán nuevamente enfrentados con la dura realidad peruana.
·    También se les ofrece una asistencia espiritual. En los años pasados un pastor alemán venía regularmente de Lima ofreciendo estudios éticos y celebrando cultos. En la actualidad en nuevo director del proyecto así como su esposa (pastora alemana) se están haciendo cargo de esta tarea.
·    Cada 8 jóvenes junto con su consejero peruano, forman un grupo familiar llamado NUCFA (núcleo familiar) disfrutando su compañía y aprendiendo conjuntamente así como uno del otro.
·    Hacen sus tareas, limpian sus cuartos, duchas y aseos, cuidan los alrededores del proyecto, dan alimento a los animales, lavan su ropa y ayudan en la cocina.
·    Los jóvenes tienen la posibilidad de descubrir sus talentos y de desarrollar sus habilidades, lo cual les puede ser muy útil para su futura vida profesional y familiar y para superar la pobreza de la que venían.
·    Cada tarde después de cenar se reunen todos los alumnos con sus consejeros celebrando el ‘noticiero’.  Se trata de una dinámica comentando las noticias de la radio o Televisión. Cada día les toca a tres alumnos de preparar ese espectáculo presentando noticias locales, regionales e internacionales. Los demás alumnos forman el grupo que al final debe expresar sus críticas en forma positiva practicando así el diálogo. Esto ayuda a aumentar el autoestima y la capacidad de criticar.
·    Por la tarde, los jóvenes tienen clases prácticas – EAPNE – educación alternativa práctica no escolarizada, pasando paso por paso por todos los talleres del proyecto.  Así llegan a saber qué trabajo les gusta más.
·    Una vez terminados los estudios secundarios, permanecen un año más en el proyecto especializándose en dos talleres. Finalmente se presentan a un examen final el cual se expone frente a un jurado conformado por parte del equipo de colaboradores del PROSOYA.

  Unterricht im Projekt
















Los jóvenes viven en un ambiente amistoso, donde aprenden y viven valores éticos y donde se respetan y se ayudan mutuamente.
Orden, higiene, empeño, modestia, caridad, sinceridad, cortesía, confianza y agradecimiento son los elementos básicos de esta educación.

Deutsch Spanisch Englisch 
  • Schriftgröße verändern:
  • Schrift verkleinern
  • Schrift zurücksetzen
  • Schrift vergrößern
Moodle
La carta circular
Spendenaufruf
El plano
lageplan_neu